Jump directly to the Content

News&Reporting

Tras tres meses, Matt Chandler fue restaurado a su pastorado

La iglesia The Village ofrece pocos detalles del proceso, pero afirma haber tenido éxito.
|
English
Tras tres meses, Matt Chandler fue restaurado a su pastorado
Image: Screengrab / The Village Church
Los ancianos de la iglesia The Village oran sobre Matt Chandler y afirman su regreso al púlpito.

Matt Chandler regresó al púlpito de la iglesia de The Village el primer domingo de diciembre, y fue restaurado para servir en el ministerio por los ancianos de la iglesia de Texas poco más de tres meses después de que se tomara un descanso para lidiar con lo que uno de los ancianos denominó «algunas dificultades que se presentaron».

Unos minutos más tarde, Chandler, de 48 años, comenzó a predicar sobre el pecado.

«A mi entender, he caído de la gloria de Dios y Él me ha recibido con gracia», dijo. «A mi entender, soy incoherente y en mí hay espacios de hipocresía, y hay partes de mí que ni siquiera entiendo».

Tras citar Efesios 2:13-17, Chandler animó a la congregación a ver que la verdadera promesa de la Navidad es la reconciliación con Dios. Pero eso solo puede comenzar, dijo, si la gente reconoce su pecado, como él mismo hizo lo en ese mismo escenario a finales de agosto.

«Humillarnos ante el Dios viviente nos da una oportunidad para la paz», predicó durante el servicio transmitido en vivo. «Hay una parte en todo esto sobre la que tengo que asumir la responsabilidad. Puede que solo sea un uno por ciento, pero es mi uno por ciento. Perdónenme. Ahora tenemos una esperanza de reconciliación».

Aunque él reconoció su pecaminosidad de nuevo el domingo, Chandler no ofreció más detalles sobre la situación que condujo a su ausencia. A finales de agosto confesó una relación inapropiada por internet con una mujer con la que se estaba mensajeando por Instagram. Chandler dijo en aquel momento que el intercambio en curso no era ni sexual ni secreto —su mujer sabía de ello—, pero los ancianos de la iglesia, sin embargo, se preocuparon por «la frecuencia y la familiaridad» y, específicamente, «por una familiaridad que se desarrollaba con chistes tontos y bromas pesadas».

Una declaración [enlaces en inglés] de la iglesia en agosto dijo que los mensajes directos violaban su política para las redes sociales y que iban más allá de lo aceptable. Los ancianos determinaron que no es que Chandler no estuviera calificado para el ministerio, según la declaración, pero que había «cierta falta de salud en su vida».

No hay información disponible sobre la mujer con la que Chandler hablaba o de si ella se sintió herida de algún modo a causa de la relación en línea. También se desconoce su perspectiva sobre la disciplina y el proceso de restauración. Ella no fue mencionada, ni siquiera de manera indirecta, en el servicio de ese domingo.

Josh Patterson, uno de los pastores principales, le dijo a la congregación que Chandler había sido disciplinado porque la iglesia tiene «estándares muy altos» para sus líderes.

Dijo que después de tres meses de ausencia y un proceso de disciplina y desarrollo, los ancianos afirmaban sin duda alguna la restauración de Chandler. El regreso de Chandler, dijo, le recordaba a cuando un atleta regresa después de una operación de rodilla.

«Ese atleta regresa al campo de juego quizá con un poco de timidez, pensando si la rodilla estará bien», le dijo a la iglesia. Luego se volvió hacia Chandler y le dijo: «Hermano, la rodilla está bien. A correr».

La restauración llega en un momento en que los Bautistas del Sur buscan establecer estándares para que los ministros regresen al púlpito después de un escándalo o de un fallo moral. El expresidente de la Convención Bautista del Sur, Johnny Hunt, fue restaurado al ministerio la semana pasada, seis meses después de que una investigación externa descubriera que la acusación de una agresión sexual de su parte era creíble.

Los ministros del equipo de cuidado espiritual de Hunt lo compararon con el hombre golpeado y herido a un lado del camino en la parábola del buen samaritano, sin expresar ninguna preocupación por la esposa del pastor que afirmó que Hunt la había agredido. Los cuatro hombres dijeron que, debido a que Hunt expresó «un quebrantamiento genuino y humildad ante Dios», podía regresar al ministerio. El actual presidente de la convención, Bart Barber, dijo que, si él tuviera el poder, apartaría del ministerio a Hunt definitivamente.

En la iglesia The Village, Patterson señaló la buena voluntad de Chandler para aceptar la disciplina de los ancianos y seguir su plan de restauración como evidencia de que Chandler está preparado para regresar al liderazgo.

«Ha trabajado ese plan con fidelidad; lo ha hecho con autenticidad, con sinceridad», dijo Patterson. «Ha tenido tres meses muy ocupados y ha sido fiel a la hora de hacer lo que los ancianos le han puesto por delante».

La iglesia ha declinado dos peticiones de Christianity Today para responder preguntas acerca del proceso de restauración. En el servicio del domingo en que Chandler fue restaurado a su puesto se ofrecieron pocos detalles. Chandler mencionó la visita a un neurólogo —fue diagnosticado con cáncer cerebral en 2009— y algunos trabajos «intensivos» sin compartir más información.

Según sus posts en Instagram, Chandler pasó parte del tiempo en un encuentro de hombres liderado por el pastor Jim Burgen, quién escribió un libro sobre liberarse de las malas decisiones.

«Un día te miras a ti mismo en el espejo y hay un monstruo devolviéndote la mirada», escribió Burgen. «Ya no eres quien solías ser. No eres quien quieres ser. No eres quien fuiste creado y diseñado para ser. En cambio, eres un dragón».

En octubre Chandler asistió a una gala de Acts 29 y habló en la velada de apertura. Más tarde, ese mismo mes, escribió sobre pasar tiempo en una cabaña en el río, pasear, practicar jiu-jitsu y orar las palabras del Salmo 27, «habitar en la casa del Señor todos los días de mi vida».

En noviembre, Chandler fue a cazar alces a Colorado, en un viaje organizado por Burgen. Publicó una fotografía de sí mismo con ropa de camuflaje, en la nieve, con un rifle sobre su hombro.

«Pasamos horas hablando de Jesús, el matrimonio, los niños y las cosas oscuras que pueden acosar a los hombres», escribió Chandler. Su publicación en Instagram le gustó a más de diez mil personas y varios comentarios le dijeron que esperaban verlo de regreso en el ministerio.

El domingo en que fue restaurado, Chandler agradeció a los ancianos por amarlo a él y a su familia, y por trabajar con él en su plan para apartarse por un tiempo y finalmente regresar.

«¡Qué valor tiene este grupo de hombres de Dios!», dijo él. «Qué valor… casi uso otra palabra y entonces me habría hecho volver al banquillo».

La iglesia se rio con el chiste. En otro momento la congregación alentó a Chandler con sus gritos de ánimo. «Ánimo, Matt», o «Tú puedes con ello, Matt», dijeron varias personas cuando parecía que el pastor se sobrecogía de la emoción.

Diez ancianos se reunieron alrededor de Chandler en el escenario antes de su sermón. Pusieron las manos sobre él mientras Patterson oraba. Él dijo que estaban marcando «un momento en el corazón de Matt para decirle “eres restaurado”».

Al final del servicio, la congregación agradeció a Chandler por sus veinte años de servicio. Su mujer y sus tres hijos se unieron a él en el escenario y la iglesia se puso en pie, dándole al pastor una gran ovación.

Traducción por Noa Alarcón.

Edición en español por Livia Giselle Seidel.

[ This article is also available in English. See all of our Spanish (español) coverage. ]

October
Support Our Work

Subscribe to CT for less than $4.25/month

Read These Next

close